Main Page Sitemap

Casada busca amante quito


Lo que mujer intenta olbia recibió el pobre chamaco por este vulgar comentario fue una fuerte bofetada de parte de su jefe.
Su jefe estuvo de mal humor, incluso con ella, lo que significó más trabajo.
Mi marido es un haragán, no ayuda para nada en la casa.Increíblemente a Gabriela le estaba gustando sentirse así, deseada, sentir que tenía el control de la situación, sentir que ese hombre haría cualquier cosa por estar con ella.Hola mi amor, -le saludó Gaby con la esperanza de que no se encontrara de mal humor no tenía ganas de otra pelea.Se lo prometo señor, -el chango cruzó sus dedos mintiendo, esto claro sin que Don Cipriano lo viese.La rubia caminó hasta su casa, había sido un día muy placentero y ansiaba que llegara el próximo.Pero es que me da pena todavía que yo lo choco y usted es el que va a salir perdiendo, -la bella Gaby tenía sus brazos cruzados lo cual resaltaba aun mas sus prominentes pechos.Qué rica panchita es la que te cargas zorraaa y por fin estoy probando su sabor, la calentura del momento hacía que el viejo insultara a la rubia y sorprendentemente a ella le gustaba, le gustaba sentirse utilizada por ese hombre, ser su zorra, tal.Ha de ser bien chido que los hombres te quieran por tu cuerpo, así como poder conseguir lo que quieras.Gaby quien por naturaleza era curiosa se quedó sin hacer ruido observando a la joven.Ante Don Cipriano se muestran majestuosamente las tetas más grandes que había visto nunca, grandes, voluminosas, con dos pequeños pezones rosados bastante duros muestra de la excitación de su dueña, se mueven de arriba hacia abajo, nota como de ellos escurren gotas de sudor haciéndolos.
No se dio cuenta de cuando fue que el viejo subió su minivestido hasta su cintura, dejando expuesto su fenomenal trasero solo cubierto por la diminuta tanga.
La rubia rápidamente tomó su bolso que estaba encima de la mesita de planchar y en un instante se dirigió a la salida, no quería que ese hombre pisara un centímetro de su casa.Me la llevo a mi taller, la arreglo y te la tengo lista en unas 2 semanas Dos semanas!?, -preguntó algo desilusionada la joven mujer casada.Aaa co corrreer!, incluso ella estaba preocupada de lo fuerte que estaba gritando y lo peor es que cada vez sentía más rico y las ganas de correrse ya casi la superaban, Pinche Gaby estas re buena vente todo lo que quie, las palabras del.Abruptamente se levantó de su asiento y visiblemente molesta dijo: No no puedo creer que después de lo que me pasó ayer, se atrevan a hacerme una broma como esta!Ándale solo son 2 semanas Gabrielita solo eso y por las mañanas, -le suplicaba el viejo.Sabes que haz lo que quieras mi madre tenía razón.A Gabriela ya no le estaba gustando ese juego.Pasaron las horas, su primer día había pasado de maravilla, le había encantado el sentimiento de libertad, de sentirse deseada, de poder sobre los hombres y ahora llegaba el momento de regresar a casa y obviamente Don Cipriano se había encargado de ofrecerse para llevarla.Por qué sigues solas?




[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap