Main Page Sitemap

Mujer busca hombre correggio


mujer busca hombre correggio

En 1996, una editorial catalana, Ediciones del Bronce, volvió a publicarla (en adelante citaremos por esta edición).
La obra, una alegoría sobre el heroísmo del hombre de bien, es muy rica en fabulaciones, por lo general tomadas de Homero, y está imbuida de una profunda catalanidad del Val dArán.
Su impronta estética más cercana es la pictórica, seguramente inspirada por la Leda y el cisne de Correggio (reproducida al comienzo del blog) y la conocida escultura de Ariadna dormida que tenemos en el Museo del Prado: Ariadna dormida.
Notas 1, la edición, muy cuidada, aún puede encontrarse en librerías de viejo.POR francisco garcÍA jurado, DE LA universidad complutense.Rosa Krüger en la embajada de Chile durante el año de 1937.Dominaba ella el arte de acumular mucha leña encima de los morillos.Entonces surgió en el espíritu del expectante un recuerdo.Rosa Krüger, Barcelona, Cuadernos del Bronce, 1996,.303).Dentro de una concepción tradicionalista que luego desarrollará, asimismo, en su novela titulada.
Precisamente ante aquella chimenea a Elena le había gustado remolonear, antes de vestirse, tras un rato de intimidad.
(Gabrielle DAnnuzio, El placer.
De esta forma, en un pasaje repleto de lirismo, iconografía clásica y sensualidad, cuando la figura femenina de Coloma aparece transfigurada en una nueva Leda, Sánchez Mazas recurre, en su afán esteticista, a la evocación del texto ovidiano: Y estaba yo así con los ojos.Rosa Krüger, estando, en palabras de su hija, Liliana Ferlosio, refugiado en la embajada de Chile en Madrid, para distraerse y distraer a sus compañeros de cautiverio, que esperaban mujer busca hombre lexington ky todas las noches con impaciencia la hora en que venía a leerles los capítulos que iba.El Placer (1889 del ya citado Gabrielle DAnnunzio (1863-1938 tan afín en su ideología política al propio Sánchez Mazas.Rafael reunión sexo milán Sánchez Mazas ha sido considerado en alguna ocasión como un aristócrata de la literatura (al decir de Joan Perucho pues durante sus años de mayor gloria jamás mostró interés alguno por sacar a la luz la que es sin lugar a dudas su mejor.Se trata, pues, de un Ovidio ornamental, que sólo aparece en función de una impronta esteticista y predominantemente pictórica.Su cuerpo encima de la alfombra, en el acto un poco fatigoso, por el movimiento de los músculos y por el ondear de las sombras, parecía sonreír en todas sus articulaciones, en todos los pliegues, en todos los huecos, rociado de una palidez de ámbar.Sin embargo y, pese a las apariencias, la alusión Ovidiana de Sánchez Mazas no se remite, al menos directamente, a la tradición clásica (recordemos que Leda es citada por Ovidio de forma muy escueta: fecit olorinis Ledam recubare sub alis.A su vez, como si de una sucesión de grados de iniciación se tratara, tiene relación con otras dos mujeres: Coloma, su hermana, o el pecado latente bajo las apariencias de virtud, y Perséphone (sic quien bajo la invitación malsana al pecado acababa por ser.Como vemos, DAnnunzio nos da la clave pictórica al citar de manera explicita la Dánae de Correggio: Correggio, Dánae.




[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap